PROYECTOS
CON_SENTIDOS
DOS_MIL_DIECINUEVE 
UN AÑO DE INTERIORIZACIÓN
(PRONTO MÁS PROYECTOS)

EXPANDIR LOS LÍMITES.

Nuestra ciudad y nuestro entorno inmediato no eran los únicos que nos necesitaban, ni tampoco los únicos en creer en nuestro talento, y el tiempo se encargó de demostrarlo. La distancia no fue un impedimento para empezar a adquirir experiencia con compañías fuera del país que vieron en nuestro trabajo un potencial creativo que encajaba con su visión, y quienes nos permitieron hacer parte de sus colaboradores creyendo firmemente en la propuesta que teníamos por ofrecer. Aquí comenzamos a buscar nuestra verdadera identidad, realizamos un trabajo de rebranding interno y llegó “oratorio” para quedarse, como reflejo de nuestro constante impulso de crear historias y narrativas para cada uno de los proyectos que realizamos. Por fin comenzamos a descifrar nuestro propósito.
DOS_MIL_DIECIOCHO 
LA MECHA DE LA DINAMITA
(PRONTO MÁS PROYECTOS)

FORMALIZAR Y ROBUSTECER.

Este periodo tuvo como fin romper la barrera del miedo, y lanzarnos al ruedo de manera definitiva. La formalización fue la meta, entonces mutamos de nombre a “Polariux” en honor a la estrella polar que guía a los viajeros, y que representaba para nosotros un símil con la labor que desempeñamos con nuestros clientes. El trabajo fue intenso y pudimos desarrollar proyectos desde varias especialidades en la búsqueda de esa voz propia que nos diera identidad y diferenciación.
DOS_MIL_DIECISIETE 
EL AÑO DEL RENACIMIENTO
(PRONTO MÁS PROYECTOS)

REENCONTRANDO NUESTRAS PASIONES.

En este año todo surge luego de decisiones impulsivas, y con el ánimo de revivir la idea de darle continuidad al proyecto de empresa que teníamos años atrás. Gracias al fervor y a la buena fortuna logramos retomar la idea de construir un estudio de diseño, ganándonos la posibilidad de trabajar con proyectos y personas que creyeron en nuestro talento a pesar de la poca experiencia, pero en donde demostramos siempre nuestro tesón y empuje.